26.8.12

Mañana, ya, si eso




Si para algo sirve el verano es para pensar.
Y he llegado a algunas conclusiones.
Estudio Periodismo y Comunicación y Gestión de Moda y cada vez tengo menos claro por qué. Pasaré sin pena ni gloria por la universidad porque, aunque no quiero dejar de estudiar esta carrera, yo lo que realmente quiero ser de mayor es artista. Y seré una artista distinta a los demás, que son creadores, porque mi actividad consiste en admirar y en sorprenderme con el trabajo de otros. Y en eso también existe arte, si se hace de un modo puro.

Caspar David Friedrich, Leonora Carrington, Max Ernst, Beatriz Preciado, Ryan McGinley, Edie Sedgwick, Jack Kerouac, Clara Bow. No es su arte o su trabajo lo que admiro de ellos -qué también-, sino su espíritu. Su habilidad de percibir distintas concepciones de la realidad. Al juntar todas esas formas diferentes de ver la vida se produce que la persona que lo hace vive su tiempo de muchas formas. Vive varias vidas a la vez. La grandeza está en que te interese nada más que todo. Para vivirlo todo y ser el todo, que es lo más grande.

No quiero ser nadie importante, pero sí quiero tener algo que aportar. Darle algo a la sociedad que la haga más completa. Aún no tengo claro de qué manera lo haré, ya que, como he dicho antes, en lo que yo soy mejor es en la admiración.
Poseo la capacidad de sobrecogimiento y excitación ante la potencia de lo bello que es lo bonito y que es lo feo. Ese fervor existe en mí de una forma diferente al resto, y eso es lo que me distingue.
Aún no he descubierto la manera comprensible en que podré comunicar a los demás lo que salga de esta virtud, que a la vez es un castigo. Virtud porque me invita y me lleva a enriquecerme y así, a intentar ser mejor. Castigo, porque es un ejercicio tan grande de introspección que es lo mío más personal y por eso no puedo compartirlo con nadie. Lo vivo por y para mí. Por tanto, estoy condenada al egoísmo. He aquí mi paradoja, expresar lo inexpresable. Pero algún día, encontraré la manera de sobrepasarla y entonces, seré libre.



Mientras tanto, me interesaré por todo. Por la fuerza, la quietud, el ruido, el silencio, la locura, el valor, el miedo, el dolor, la violencia, la luz, la sexualidad, el movimiento, la soledad, el instinto, la verdad, la atracción, el ingenio, la lealtad, el feísmo. El mar tiene fuerza, así que yo también soy mar. El reposo del suelo que piso. Yo también soy suelo. El ruido de la ciudad. El ruido de Madrid. Yo soy Madrid. Yo soy todas esas cosas que percibo porque penetran en mí de una forma invasiva.
El mayor regalo sería sentirlo todo en otras épocas. A lo mejor yo tendría que haber nacido en otra década. Y ser una flapper de los 20, una beatnik de los 50 o una punk de los 70. Hoy, en el 2011, también puedo ser todas esas cosas. Pero no es lo mismo serlas ahora que en el momento en que surgieron. Porque con el tiempo casi todo muere, pierde su esencia y deja de ser auténtico. Y algo está vivo cuando tiene esencia. Auténtico sólo es el presente porque es lo que se vive. Así que, el pasado es auténtico en la medida en que sigue vivo y mantiene su esencia en el presente. Y el futuro... sin el presente no hay futuro. Mañana, ya, si eso.

20.8.12

Aquellos pobres chicos frágiles


















Que tanto me gustaban. No sé qué pasó con ellos, pero nunca más volvieron. A veces me pregunto por qué.

16.8.12

FIRMEN USTEDES!

Añadan un poco de punk a su vida.Yo acabo de hacerlo. Ya soy parte de esta historia. Hay que tomárselo en serio que nos las mandan a chirona.

Free Pussy Riot! #freepussyriot from Peaches on Vimeo.